UNA CHICA PORTEÑA

UNA CHICA PORTEÑA

Com vocês, o primeiro post da Barbie, uma fofésima que vai colaborar com o BAPB daqui pra frente. Enjoy!

Hola a todos! Mi nombre es Bárbara,  vivo en Buenos Aires, soy lo que llaman “una chica porteña“.  He vivido en esta ciudad casi toda mi vida …y cuando no lo hice…me ocupé de hacer todo lo posible para poder regresar a ella.

Si bien argentina es un país hermoso, lleno de lugares fantásticos para conocer y maravillarse…Buenos Aires tiene “ese no sé qué”…y es difícil escapar de ella una vez que sucumbiste a sus encantos.

Yo amo vivir aquí… Una de las cosas que más disfruto y que hacen mi día maravilloso es poder ir de mi casa al trabajo caminando.  Me encanta caminar por mi ciudad. Son 60 cuadras! Si si, sesenta.  Esto equivale  a una hora y diez minutos de paseo diario.  En ese tiempo voy pensando y disfrutando cada barrio que se abre paso a mi andar. Dependiendo por donde vaya si al sudeste o al sudoeste pasare por distintos paisajes urbanos… Cada uno con su encanto propio.

UNA CHICA PORTEÑA

Donde yo vivo es Almagro, que podría considerarse ubicado en el centro de la ciudad. Casi todos los días prefiero adentrarme en él (orientación sudoeste) y recorrer una avenida que está llena de bares con olor a café…negocios abriendo sus cortinas…puestos de diarios ya en pleno movimiento y personas que van y vienen llevando a sus niños al colegio, yendo a trabajar…o ambas cosas. Mi barrio huele a tango (no tanto como San Telmo pero casi). Las fachadas históricas se unen a los nuevos edificios con amenities tan comunes hoy en día. Voy memorizando negocios que podrían serme útiles alguna vez, miro vidrieras,  comparo precios…y entre mi programa de radio favorito y mensajes voy organizando mi día.

Al terminar Almagro comienza Congreso, otro espacio lleno de historia,  plazas y palomas. Ya todo se vuelve más cosmopolita y empresarial. Las personas caminan apuradas a sus puestos de trabajo y los niños con sus mochilas y lancheras casi no se ven.

Me gusta caminar por  una avenida llamada Belgrano. En ella recorro locales de venta de muebles de los más diversos estilos. Es una calle amplia y si bien hay tráfico en la calle, sus veredas son tranquilas y frescas debido a sus árboles que datan de hace más de tres décadas, haciendo mi paseo más fresquito. Ahora que las temperaturas en la ciudad son tan elevadas, caminar bajo los árboles es un lujo que me doy.

Antes de llegar a destino tengo que cruzar la avenida 9 de julio, conocida por ser una de las más anchas del mundo; de hecho se necesitan dos cortes de semáforo para poder hacerlo (bueno salvo la hagas corriendo pero creo que no vale la pena). Al cruzarla aprovecho para mirar la ciudad a lo ancho ya que la vista se pierde en el horizonte y puedo ver la cara d nuestra emblemática “Evita” en el edificio donde funciona el Ministerio de Obras Públicas.

UNA CHICA PORTEÑA

Ya estoy mucho más cerca, el paisaje se llena del subte, de bancos aun cerrados, de gente entrando y saliendo de edificios públicos y de oficinas que comienzan su jornada diaria.

Siempre paro en el mismo kiosco a comprar un agua o un juguito y hablo con el kiosquero sobre el día o alguna nimiedad (es que los argentinos somos charlatanes).

Ya estoy cerquita. Son las 9.40 aproximadamente y debo sacarme los auriculares porque conozco a casi todos los que cruzo, y hay que saludarlos! Si llego a cruzarme con alguien y distraídamente no lo veo, en unos días seguramente me lo reprochará. Es que hace 18 años tengo mi negocio en el barrio de San Telmo, pero eso será parte de otra historia que espero tengan ganas de leer.

Por último les dejo un tema del autor español Alejandro Sanz que describe Buenos Aires de un modo muy poético e interesante. Saludos para todos y hasta la próxima!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *